22/6/15

El Club Banes, fundado en 1916 / Oriente, Cuba

Un artículo de Rolando Gómez de Cárdenas en la revista Portada (14 de mayo de 1952, N. 8, Año 1) sobre el Club Banes, sociedad de recreo, cultura y deporte, fundada en Banes en 1916. Gracias a Liduvino Quiñones Ruiz por enviarlo.
Lo he transcrito y a continuación escaneado las páginas en cuestión:

El Club Banes y su labor social
Por Rolando Gómez de Cárdenas

El 16 de diciembre de 1916 se reunieron en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento, diversas personalidades de la disuelta sociedad Unión, señores Liduvino Quiñones, Ernesto Dumois, Vicente Herrero, Juan Roca, Sergio Shelton, José Álvarez Fuentes, Manuel Riverón, Juan Valdés, Baldomero González, Arturo Suárez, Enrique Domínguez, Manuel Sánchez, Manuel Nieto, Pedro Cabrera, Avelino Pérez, Vicente C. Face y Carlos de la Torre, que actuó de Secretario constituyendo una Sociedad de Instrucción, Recreo y Sport a la que se denominó ‘‘Club Banes’’.
No es hasta el día 20 de enero de 1918, en que se celebran las elecciones, resultando electa la Directiva siguiente: Presidente, Ernesto Dumois; Vice, Delfín Campañá; Secretario, Carlos de la Torre; Tesorero, Arturo Suárez; Bibliotecario, Pedro Cabrera. Vocales: Dr. José Álvarez Fuentes, Enrique Domínguez, Manuel D. Sánchez del Pino y Augusto Blanca.
En el mes de marzo de 1918 ya tenía 47 socios. El 2 de abril del mismo año se dieron de alta 20 socios más y a fines de dicho mes ya tenía 186 socios, y en junio del propio año 178. (Actualmente tiene 362 socios). Ello demuestra de por sí solo, el auge extraordinario que iba adquiriendo la naciente sociedad cubana.
La inauguración de su local calle A número 16 (hoy Avenida Martí) se llevó a efecto el 20 de abril de 1918 con un regio baile descrito después en un elegante ‘‘Souvenir’’ impreso por los señores Antonio Pérez Infante y Abelardo Campañá.
Se vivía entonces en Banes, una época de gran unión en la familia banense. El dolor de uno, era el de todos y a la alegría contagiosa cuando alguien se sentía feliz y se trataba siempre de que la paz y la concordia reinara en todos. Los que el día antes, desde bandos opuestos de la política, que entonces existía en solo dos partidos: el Liberal y el Conservador, se apasionaban por el triunfo de sus parciales, al otro día celebraban juntos el cumpleaños o el santo de un familiar o iban cabizbajos acompañando el cadáver de un amigo común.
El día 5 de junio de 1918 se hizo una colecta entre los Directivos que alcanzó a sesenta pesos, que fueron entregados a la viuda del fallecido veterano José R. Riverón (Chalo).
De aquella época de defensa de los valores de la moral y de la familia, del orden, disciplina y respeto, hay constancia, cuando en la sesión del 9 de diciembre de 1918, se acuerda amonestar al conserje por presentarse en horas de paseo en mangas de camisa en los portales del Club, o cuando el 8 de junio de 1921 ‘‘se acuerda prohibir toda pieza que sea rumba o contenga partes de rumbas en bailes y asaltos’’, y cuando el 11 de abril la Directiva acuerda ‘‘estimar falta a un socio por estar fumando en el salón y rogarle que en lo sucesivo no cometa faltas de esta índole’’.
En la Junta General de 5 de enero de 1919, se dio lectura a la Memoria Anual de la que aparece que el costo del edificio era de diez y seis mil quinientos pesos y que ‘‘se habían efectuado fiestas bailables el 20 de mayo, 4 de julio, 10 de octubre y 31 de diciembre sin contar las que socios han dado con carácter particular’’.
De aquella época romántica, de ese Banes de ayer ¡cómo recordarán los jóvenes de la época cuando a pesar de las calles llenas de fango o de polvo, eran más felices, no importa que en 23 de febrero de 1922 en una sesión extraordinaria se acordara a autorizar al Sr. Manuel Ruano para que colocara en la parte de adentro un sillón de limpiabotas!
En diciembre de 1924, se llevó a efecto la reforma del techo que stuvo a cargo de Gerardo Navarrete y que 16 años más tarde sería la admiración de unos ingenieros habaneros que se asombraron que dicho techo no había cedido ni un cuarto de pulgada, en una increíble, pero perfecta obra de carpintería.
Si había más dinero, si existía más entusiasmo, si la juventud de aquella época era más divertida, no podemos hacer un parangón, pero sí es notable que en una sesión de la Directiva, se dio lectura al estado remitido por la señora Carmen Ruiz de Campañá, del resultado del baile del 20 de diciembre de 1924, quedando a beneficio del Club la cantidad de $924 pesos con 8 centavos, marca que es probable que en mucho tiempo no se lograra alcanzar.
Presidiento la República el General Batista, y el Club el estimado y activo joven Fernando Vecino Pérez, se otuvo 10 mil pesos, que con 6 mil pesos que tenía el Club en fondos y 17 mil tomados en hipoteca, se llevó a efecto la reedificación que alcanzó un total de 33 mil pesos, de cuyo préstamo solo se debe una pequeña cantidad, lográndose hermosear notablemente el edificio que hace sea un orgullos de los banenses y una prueba de que estamos preparados para grandes empresas, pese a la opinión contraria de los pusilánimes y agoreros.
El Club ha efectuado grandes festivales, innúmeros actos culturales y deportivos y con una propiedad cuyo valor sobrepasa los 60 mil pesos, proclama a todos los vientos que los actuales hombres que dirigen sus destinos, son dignos herederos de aquellos que se reunieron en un frío mes de 1916 para acometer una empresa digna, noble y levantada en pro de la cultura local en sus distintas manifestaciones.

El Club Banes, en Banes, Oriente


Presidentes que ha tenido el CLUB BANES
1918 : Ernesto Dumois Duthil
1919 : Delfín Campañá Pupo
1920 : Augusto Blanca Bacallao
1921 : Enrique Domínguez Dumois
1922 : Juan Campañá Pupo
1923 : Delfín Campañá Pupo
1924 : Delfín Campañá Pupo
1925 : Liduvino Quiñones González
1927 : Sebastián Pérez Paz
1928 : Isaac Herrero Tabares
1929 : Armando Peña Bajuelo
1930 : Hipólito Rojas Ávila
1931 : Dr. Miguel A. Mas Panadero
1932 : Dr. Juan V. Cárdenas Pupo
1933 : Dr. Rafael Portuondo del Pino
1934 : Dr. Enrique Prada Lores
1935 : Dr. Miguel A. Mas Paradero
1936 : Dr. Miguel A. Mas Paradero
1937 : Dr. Miguel A. Mas Paradero
1938 : Miguel A. Moner González
1939 : Dr. Miguel A. Mas Paradero
1940 : Dr. Enrique Prada Lores
1941 : Ceferino Ramírez R.
1942 : Octavio Silva Quiñones
1943 : Fernando Vecino Pérez
1944 : Fernando Vecino Pérez
1945 : Fernando Vecino Pérez
1946 : Héctor Callejas Ulloa
1947 : Ernesto Puig Hidalgo
1948 : Pedro Almaguer Rodríguez
1949 : Dr. Víctor Amat Osorio
1950 : Dr. Antonio Domínguez Pupo
1951 : Ramón Feria Hidalgo
1952 : Pedro Almaguer Rodríguez
1953 : Félix Martínez Burgos


El actual Presidente del Club
Félix Martínez Burgos, cuya foto prestigia nuestras páginas, es el Presidente del Club Banes. En su juventud no muy lejana tuvo fama de su elegancia en el vestir, entre los jóvenes de su época y fue también un magnífico jugador de pelota.
Triunfador en los negocios, es dueño del confortable y acreditado Hotel España y consorcio de Almacén y Víveres que gira bajo la razón social de Almaguer y Martínez, en esa plaza.
Masón distinguido , ex Venerable Maestro de las Respetables Logias ‘’Pi y Margall’’ e ‘’Hijos de Oriente’’ de bNaes, siendo uno de los que por iniciativa y laboriosidad logró la construcción del Taller de esta última; miembro destacado del leonismo banense y ‘’cluoman’’ que sobresale por su actividad y don de gentes, ha sabido imprimir a la Sociedad que preside, la impronta de su afán por la cultura, haciendo que por su celo y dinamismo, dicha sociedad se destaque en la celebración de sus actos que la honran y distinguen.
Está enfrascado en la adquisición de unos terrenos para construir un Club para los socios del Club Banes en la hermosa playa de Ba…

Tenemos la seguridad de que ha de triunfar en su empeño por las altas virtudes que le adornan.




21/4/15

Revista Portada / Banes /Año 1, N° 13, 21 de junio de 1953

por Liduvino Quiñones Ruiz

En este número, dos semblanzas: de José Martí y del general Remigio Marrero Alvarez. También un reportaje de la Fiesta del Trabajo en Banes y un cuento de Arístides Ochoa.


6/4/15

Joseph Antonio Saco Pérez de Anaya, cura de Holguín y tío de José Antonio Saco López-Cisneros

Uno de los tíos paternos del intelectual y escritor cubano José Antonio Saco López-Cisneros, fue Joseph Antonio Saco Pérez de Anaya, santiaguero, cura de la iglesia de San Isidoro de Holguín y en esa localidad oriental de Cuba falleció el 3 de mayo de 1809. A continuación la transcripción de su acta de defunción establecida por el presbítero Joseph Angel de Fuentes tras su fallecimiento y la copia facsimilar de esta:

"Año del Señor de mil ochocientos nueve en tres de mayo Don Joseph Antonio, cura Vicario de esta ciudad, hijo legítimo de D. Juan Saco y de Da. María Pérez de Anaya, vecino de Cuba [Santiago de Cuba], murió en comunión de Nuestra Santa Madre Iglesia, recibió solo el Santo Sacramento y la extremaunción por la privación de los sentidos en la gravedad … y al día siguiente fue sepultado en el lugar sacerdotal de cruz alta, capa pluvial … y misa cantada de cuerpo presente …. Correspondiente en la Iglesia parroquial de esta ciudad de Holguín, por mí, D. Joseph Angel de Fuentes, presbítero …. Cruzada y cura coadjutor de ella, y para que conste lo firmo. "


Revista Portada / Banes /Año 1, N° 10, 28 de mayo de 1953

por: Liduvino Quiñones Ruiz

Este es el N° 10, Año 1, del 28 de mayo de 1953, de la revista Portada, fundada en Banes y dirigida por Rolando Gómez de Cárdenas. En este número encontrarán la historia de la Colonia Española de Banes y la del aventurero y timador Ernesto Vicente Driggs Rodríguez, más conocido como Ibeu Monsi, y su víctima Aurora Méndez del Castillo



22/12/14

Revista Portada (Banes) / Año 1, N° 7, 7 de mayo de 1953

Enviado desde Banes por Liduvino Quiñones Ruiz

Aquí les dejo el N° 7 de la revista (semanario) Portada fundada en Banes por Rolando Gómez de Cárdenas. Es un número en homenaje al Día de las Madres y en él puede leerse una carta del Sub-Secretario de Gobernación Rafael Lincoln Díaz-Balart, así como un artículo sobre Miguel Anaya Planch titulado "Oportuno mulatón" con anécdotas sobre su vida, y una receta del helado de crema de coco que parece muy fácil de hacer.