28/12/16

El apellido Consuegra en Mayarí y Sagua de Tánamo

El apellido Consuegra en Sagua de Tánamo y Mayarí

© William Navarrete


Los hermanos (A) José Dionisio Consuegra Ávila y (B) José Joaquín Consuegra Ávila, procedentes de Sancti Spíritus, se instalaron en Sagua de Tánamo. Eran hijos de José María Consuegra y María Soledad Ávila (quien es mencionada como Águila en el bautizo de uno de sus nietos en Mayarí).

(A) José Dionisio Consuegra Ávila falleció en Mayarí, el 14 de marzo de 1853 (ver certificación de defunción imagen 1), según defunción en el Libro 2, Folio 105 de la iglesia de San Gregorio de Mayarí.
Casó con Juana Ramona Romero Sánchez, hija de Vicente Romero (natural de Castilla la Vieja) y de María Concepción Sánchez (natural de Santiago de Cuba)
Fueron los padres de :

1- María Aniceta Consuegra Romero, nacida en Sagua de Tánamo el 2 de marzo de 1829 (bautizada en la iglesia de Sagua de Tánamo el 12 de marzo de ese mismo año, según Libro 1, Folio 8v. N. 28 / (ver certificado de bautizo imagen 2). Tuvo hijos naturales y casó en Mayarí el 13 de agosto de 1852 (L. 2, F. 78, N. 225 / ver certificación imagen 3)también con Juan Ramón Almira, hijo natural de María Bárbara Almira González, nacido en Fray Benito, el 20 de diciembre de 1831. Aniceta y Juan Ramón fueron los padres de :

1.1- Rafael Consuegra (hijo natural de Aniceta), bautizado en Mayarí en 1849 (L. 3, F. 120)

1.2- Jesús Arcadio de la Caridad Consuegra (hijo natural de Aniceta), llamado « Chucho », bautizado en Mayarí el 10 de febrero de 1851 (L. 3, F. 135), fallecido en Santiago de las Vegas, La Habana, en 1932. Casado con Isabel Lissabet. Padres de:

- Consuelo Consuegra Lissabet, nacida en Mayarí el 12 de marzo de 1892, casada con Eugenio Tuero Pérez. Padres de Eugenio Tuero Consuegra (nacido en Banes, el 23 de agosto de 1929 y casado en Fontanar, La Habana, el 15 de agosto de 1959, con Isabel Güidi Pelayo, hija de María Isabel Pelayo Consuegra y Armando Güidi Varona), Eugenia Antonia Tuero Consuegra (casada en primera con Santiago Ríos, y en segundas con Jesús López).

- Inés Consuegra Lissabet, nacida en Mayarí el 21 de enero de 1886, fallecida en La Habana en 1973, casada en primeras nupcias con Celedonio Pelayo Gesá (fallecido en Banes en 1902 en un incendio de locomotora) y, en segundas, con el actor catalán Antonio Ventayol. Padres de: María Isabel Pelayo Consuegra (nacida en Banes el 26 de mayo de 1902, fallecida en Miami en septiembre de 1992 y casada con Armando Güidi Varona) y de Dulce Esperanza Ventayol Consuegra (nacida en Banes en 1912, fallecida en La Habana el 4 de septiembre de 1956, casada con el austríaco Hugo Wohner con quien tuvo a Dulce Wohner Ventayol, bailarina clásica de nombre artístico Dulce Amaya, nacida en Rancho Boyeros, La Habana, el 26 de diciembre de 1931, fundadora del Jacksonville Ballet Theater)

- Jesús Consuegra Lissabet, nacido en Mayarí el 23 de enero de 1888, fallecido en Miami en enero de 1975, quien fuera mayordomo de palacio durante el gobierno de Gerardo Machado Morales, presidente de Cuba y dirigiera la Planta Eléctrica de Santa Clara. Casado en primeras nupcias con María Blanco (natural de La Güira, Banes) y, en segundas, con María Victoria Alfonso con quien se casó ya octogenario. Jesús y María fueron los padres de : Ulises Consuegra Blanco (nacido el 28 de marzo de 1912, fallecido en Silver Spring, Montgomery, el 23 de diciembre de 2002) y a Sirio Consuegra Blanco (quien fuera uno de los cubanos que combatieron durante la Segunda Guerra Mundial, casado con Laura Muñoz Proenza.

1.3- José Anacleto Almira Consuegra (hijo de Aniceta con Juan Ramón), nacido en Mayarí el 13 de agosto de 1858 y casado en Mayarí el 20 de mayo de 1867 con Bernardina Cabrera Batista, hija de Carlos Cabrera de Céspedes y María de los Ángeles Batista Suárez. Padres de : Francisca Almira Cabrera (nacida en Mayarí, el 11 de mayo de 1888, fallecida en Banes el 8 de enero de 1978, casada en Banes el 3 de abril de 1907 con Ramón Pastor Hernández Almaguer), Felina Almira Cabrera (fallecida en La Habana, el 16 de febrero de 1980), Leónida de la Caridad Almira Cabrera (nacida en Santiago de Cuba, en 28 de enero de 1894, fallecida en La Habana, el 9 de septiembre de 1990, casada en Banes el 30 de mayo de 1930 con Ricardo Gorrín Barreto), Eduardo Manuel Almira Cabrera (nacido en Guantánamo en 1886, fallecido en Banes, el 23 de enero de 1934, casado en Banes el 26 de mayo de 1921 con Felipa González García) y Leónides Almira Cabrera (casado en Banes, el 15 de agosto de 1823 con Micaela Velázquez Escalona)

1.4- Juana Bautista Almira Consuegra, nacida en Mayarí el 24 de junio de 1855, casada en Mayarí el 25 de octubre de 1904 con Domingo Ramos Álvarez, natural de Filipinas, hijo de Domingo Ramos e Isabel Álvarez.

1.5- José de la Caridad Almira Consuegra, nacido en Mayarí el 7 de agosto de 1857.

1.6- Manuela Ramona Almira Consuegra, nacida en Mayarí el 25 de diciembre de 1861.

2- Manuel Jesús de la Trinidad Consuegra Romero, nacido en Mayarí el 15 de junio de 1838, casó en 1860, en esta localidad, con Teresa de la Torre Almira, hija de Diego de la Torre Sánchez y de María Josefa Almira González. Fueron los padres de :

2.1- Primitiva Consuegra de la Torre, nacida en Fray Benito en 1865, casada en Mayarí el 30 de agosto de 1891 con Víctor Fernández Gómez, hijo de Manuel Fernández (de Asturias) y Carlota Gómez (de Mayarí)

2.2- Josefa de la Caridad Consuegra de la Torre, nacida en Mayarí el 9 de abril de 1867.

2.3- Juan de la Cruz Consuegra de la Torre, nacido en Mayarí el 12 de marzo de 1869.

3- Juan José Rufino Consuegra Romero, nacido en Mayarí el 11 de agosto de 1831, casado con Juana Ramírez Machao, hija de Miguel Ramírez y Nazaria Machao, naturales de Baracoa. Padres de :

3.1- Juan Ramón de la Caridad Consuegra Ramírez, nacido en Mayarí el 23 de junio de 1866.

3.2- Amada Consuegra Ramírez, nacida en Mayarí el 13 de enero de 1834

4- José Cánulo de Jesús Consuegra Romero, nacido en Mayarí el 13 de enero de 1834.

5- Juana Manuela Agustina Consuegra Romero, nacida en Mayarí en 1836 (Libro 3, Folio 33 de bautizos en la iglesia San Gregorio de Mayarí).

6- Valentín María Consuegra Romero, nacido en Mayarí el 16 de diciembre de 1841.

7- Francisco José de la Caridad Consuegra Romero, nacido en Mayarí el 24 de julio de 1842.

8- Sotero Callo Consuegra Romero, bautizado en Mayarí el 18 de agosto de 1844 (Libro 3, Folio 79), casado en primeras con Rosa de la Torre, y en segundas, en Mayarí, el 18 de junio de 1885, con Gregoria Paredes Lissabet, hija de Juan Paredes y Caridad Lissabet. Sotero Callo y sus respectivas esposas fueron los padres de :

8.1- Antonia Bernarda Consuegra de la Torre, bautizada en Mayarí en 1874 (L. 7, F. 118).

8.2- Digna de la Caridad Consuegra de la Torre, bautizada en Mayarí en 1875, casada en Mayarí el 22 de marzo de 1890 con Vicente Gil López Torres, natural de Mayarí, hijo de Santos López y Rita Torres.

8.3- Eusebio Valentín Consuegra de la Torre, bautizado en Mayarí (L. 8, Folio 99, N. 340), casado en Mayarí, el 14 de diciembre de 1903 con Juana Evangelista de la Cruz Vargas, hija de Rafael de la Cruz y María Vargas.

8.4- Julia Ramona Consuegra de la Torre, bautizada en Mayarí (L. 8, F. 159, N. 47)

8.5- Juana Francisca Consuegra de la Torre, bautizada en Mayarí (L. 8, F. 242, N. 141)

8.6- Juan de la Cruz Consuegra de la Torre, fallecido en Mayarí (L. 3, F. 54, N. 223).

9- María del Rosario Consuegra Romero, bautizada en Mayarí el 5 de enero de 1848.

10- María Estefanía Consuegra Romero, bautizada en Mayarí en 1850 (L. 3, F. 125).

11- Guadalupe Consuegra Romero, fallecida en Mayarí (L. 4, F. 293), casada con Celestino Fernández. Padres de :

11.1- Joaquín Fernández Consuegra, casado en Mayarí en noviembre de 1895 con Rosario Peña Peña, natural de Gibara, hija de Salvador Peña y Caridad Peña, viuda de José María Romero.

11.2- Ramón Raimundo Consuegra (hijo natural de Guadalupe), bautizado en Mayarí el 17 de junio de 1866.

11.3- Josefa Arcadia Consuegra (hija natural de Guadalupe), bautizada en Mayarí en 1860 (L. 5, F. 40).

11.4- Vicente Ramón Consuegra (hijo natural de Guadalupe), bautizado en Mayarí en 1864 (L. 5, F. 181).

(B)- José Joaquín Consuegra Ávila, natural de Sancti Spíritus, casó en Mayarí, el 9 de julio de 1828, con Jacinta Gómez de los Reyes, hija de Lorenzo Gómez y María de los Reyes. Fueron los padres de :

1- María Salomé Consuegra Gómez, bautizada en Mayarí en 1829, fallecida en esa localidad el 8 de enero de 1853.

2-  José Liberato de la Caridad Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí (L. 3, F. 14v.)

3- Narciso Ramón Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí en 1833 (L. 3, F. 24), casado con Magdalena Reyes González, hija de Cruz Reyes y Dolores González. Padres de :

3.1- Santiago Consuegra Reyes, bautizado en Fray Benito, el 10 de agosto de 1870.

3.2- Felipe de Jesús Consuegra Reyes, bautizado en Fray Benito, el 22 de mayo de 1872.

3.3- Josefa de la Caridad Consuegra Reyes, bautizada en Fray Benito, el 8 de enero de 1874.

4- José Gregorio Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí en 1835 (L. 3, F. 29).

5- Epifamio Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí en 1837 (L. 3, F. 39).

6- Juana Clemencia Consuegra Gómez, nacida en Mayarí el 8 de enero de 1839 (L. 3, F. 52)

7- María Evarista de la Caridad Consuegra Gómez, nacida en Mayarí el 26 de diciembre de 1841.

8- José Pascual Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí el 28 de julio de 1843, casado en Fray Benito, el 28 de octubre de 1866 con Josefa Reyes Gómez, hija de José Reyes y Dolores González. Padres de :

8.1- Pablo Antonio Pascual Consuegra Gómez, bautizado en Fray Benito el 15 de enero de 1868.

9- Anastasio Edilio Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí el 31 de mayo de 1845.


10- Ildefonso Raimundo Consuegra Gómez, bautizado en Mayarí en 1854.

1- Defunción de José Dionisio Consuegra Ávila,
en Mayarí, el 14 de marzo de 1853,
casado con Juana Ramona Romero Sánchez


2- Bautizo de María Aniceta Consuegra Romero,
en Sagua de Tánamo, 12 de marzo de 1829


3- Matrimonio entre Juan Ramán Almira y María Aniceto Consuegra Romero,
en Mayarí 13 de agosto de 1853

3/9/16

La Iglesia contra los amancebados / Cuba, 1852

Una muy curiosa nota en el libro 1 de matrimonios de la iglesia de Santa Florentina del Retrete de Fray Benito, norte de Oriente, actual provincia de Holguín, en 1852, tras la visita del Arzobispo a la misma y sus recomendaciones en cuanto a los amancebados (personas que convivían sin haber contraído matrimonio). Nótese la recomendación de recurrir al poder civil (al Estado representado en sus jueces de distrito y alcaldes) para obligarlos a abandonar "tan infeliz estado"; y si esto no bastase que se le avisase a la máxima autoridad eclesiástica de la Diócesis para procedes como conviniere (o sea, con la excomunión, evidentemente).

Les dejo la página en cuestión que se halla en el mencionado libro Folio 192. Más la transcripción al pie de la imagen. Los subrayados son míos.


Vistas las partidas de matrimonio de blancos desde la última visita hasta el presente las damos por visitadas y mandamos al cura atienda y observe lo mandado en el libro de bautismos de blancos en [q]uanto al modo de escribir las partidas y a más le encargamos vigile los amancebados que vivan en esta parroquia, que los ecsorte [exhorte] a salir de tan infeliz estado y que les allane todas las dificultades que suelen presentar para contraer matrimonio teniendo a la vista el auto dado en la Villa del Cobre en el mes de junio de año pasado. Pero si sus avisos no aprovechan se valdrá de la autoridad civil para obligarlos a dejar tan mala vida, y si este paso no sirve acudirá a Nos para disponer lo que considremos conveniente.
Antonio María, Arzobispo de Cuba

Por mando de S. E. el Arzobispo mi S°. Manuel Vilaró

18/7/16

Algunas curiosidades genealógicas: Bautizos de extranjeros en Gibara entre 1820-1825

Gibara, puerto de Holguín abierto en 1820, significó una puerta abierta a la emigración que renovó económica y genéticamente hablando la endogamia regional. Algunos ejemplos de esta emigración (no española) en los bautizos de la iglesia San Fulgencio en la década de 1820.

Bautizo el 20 de diciembre de 1822 en la iglesia San Fulgencio de Gibara, de Angel Thomson, natural de Charleston, Georgia, Estados Unidos, hijo de Hilario y Ana Thomson:


Bautizo el 4 de noviembre de 1822 en la iglesia de San Fulgencio de Gibara, de Bernardo Torrent, de 24 años, nacido en la isla de Providencia (Bahamas), hijo de Bernardo Torrent, de Francia, y de Margarita Torrent, nacida en Irlanda:



Bautizo el 8 de noviembre de 1822 en la iglesia San Fulgencio de Gibara, de Luisa Josefa María Miur, hija de Juan Miur y de Lucrecia Bradirk, naturales de Escocia, y vecinos de La Candelaria. Abuelos paternos, Julián Miur e Isabel Bladotl. Abuelos maternos, Juan y María Bradirk:


Bautizo el 18 de mayo de 1823 en la iglesia San Fulgencio de Gibara, de José Miguel Moreau, hijo de Guillermo (Guillaume) Moreau y de Juana Luisa Couvet, naturales de Nantes, Francia. Abuelos paternos, Juan Moreau y Ana ?. Abuelos maternos, Miguel Couvet y Marie Fournier:


Bautizo el 19 de junio de 1823 en la iglesia San Fulgencio de Gibara, de Juan Roberto Baseten, hijo de Jorge Baseten y de Helena Baseten, naturales de Cork, Irlanda. Abuelos paternos, José y Lucía Baseten. Abuelos maternos, Juan Baseten y Helena Koll:


Bautizo el 21 de mayo de 1824, en la iglesia San Fulgencio de Gibara, de Jorge Samuel Clark, hijo de Jorge A. Clark y Mariana Clark, naturales de Connecticut, Estados Unidos. Padrinos Samuel Driggs e Inés MacKenzie:


Bautizo el 25 de agosto de 1823, en la iglesia San Fulgencio de Gibara, de Manuel Lorenzo Wagner, hijo de Lorenzo Wagner, natural de Alemania y María Josefa Wellen, natural de Bremen (Alemania):


24/1/16

El Testamento del primer propietario del Hato de Holguín / Enmendando un error de tres siglos


Necesaria rectificación (tras ser hallado el testamento) de un error arrastrado desde hace más de tres siglos sobre el primer propietario del Hato de la Costa Norte del Bayamo, llamado luego "de Holguín" y sobre la biografía del fundador Diego de Holguín, "el Viejo" y de su heredero e hijo natural Francisco de Holguín, entremezcladas hasta el día de hoy.

Leerlo en esta entrada antigua del blog, hoy rectificada con los datos actuales. Pulsar:

Francisco [García] de Holguín / rectificación después de encontrar el testamento de su padre Diego de Holguín "el Viejo".




23/1/16

Genealogía cubana. San Isidoro de Holguín / por la Asociación de Diplomados en Genealogía, Heráldica y Nobiliaria / Madrid

Una reseña del libro Genealogía cubana. San Isidoro de Holguín (Ed. Aduana Vieja, Valencia, 2015), por la Asociación de Diplomados en Genealogía, Heráldica y Nobiliaria, radicada en Madrid.


Para ir a la página de la reseña pulsar en: INFORMACION BIBLIOGRAFICA



Genealogía cubana. San Isidoro de Holguín

Publicado por el escritor cubano establecido en París, William Navarrete, en colaboración con la economista y profesora de la universidad floridana de Saint Thomas, María Dolores Espino González-Longoria, Genealogía cubana. San Isidoro de Holguín (Ed. Aduana Vieja, Valencia, 2015) se apoya en el censo o padrón efectuado por un funcionario del Cabildo de la villa de San Salvador de Bayamo, región oriental de Cuba, en febrero de 1735, en época en que el incipiente poblado de Holguín (hoy día tercera ciudad de Cuba en población y recientemente bendecida por el Papa Francisco en su viaje pastoral a la Isla), no era más que un caserío con 114 viviendas que no había obtenido aún, por parte de la Corona, el título de Villa.

Dicho censo (Padrón de las casas y familias y todas las personas estantes y ha(v)itantes de este pueblo de San Isidoro de Holguín), conservado en el Archivo de Indias (Santo Domingo, 497) es el primer documento en que se mencionan los fundadores de la futura Villa. En él aparecen encabezando cada núcleo familiar: el pater familias, su esposa, los hijos que viven solteros bajo su mismo techo, otras personas vivientes, así como los esclavos y sirvientes de las casas que disponen de ellos. Entre paréntesis el funcionario añade la edad para cada uno de los empadronados y, en ocasiones, el grado militar de quienes se desenvuelven en este ámbito.

Como queda aclarado por el autor en la Introducción del libro, quienes se han acercado al padrón de 1735 (transcrito con anterioridad por Peter E. Carr en un folleto sobre censos cubanos de los siglos XVI, XVII y XVII), no logran identificar, entre quienes aparecen empadronados, a sus propios ancestros. La dificultad estriba en el hecho de que solo se menciona, y en ocasiones con errores de transcripción por parte de Carr, el primer apellido de cada individuo, y se ofrecen datos erróneos sobre los lazos familiares entre estos. El volumen de 280 páginas propuesto por William Navarrete corrige los datos ofrecidos, los comenta y amplía según cada caso, añadiendo las fechas de bautizo, matrimonio y defunción de cada empadronado, mencionando los libros y folios en el archivo parroquial holguinero en que se hallan y, completando la descendencia de cada familia hasta los nacidos en fechas posteriores a febrero de 1735, límite temporal del Padrón.

Holguín es junto al pueblo pinareño de Cortés la única villa de Cuba que debe su nombre a un conquistador. El sitio le fue otorgado como hato, encomienda o naboría de indios, a principios del siglo XVI, al extremeño García de Holguín, al parecer originario de Cabeza de Buen, quien participó en la expedición de Francisco de Grijalba, enviada por el Adelantado de Cuba Diego Velázquez de Cuéllar a México, para detener el empuje de Hernán Cortés. Luego, pasó a las tropas de este último y participó en la captura de Guatemocín (Cuauhtémoc), último príncipe azteca, el 13 de agosto de 1521. Permaneció el hato cubano, durante todo el siglo XVI y parte del XVII, en manos de la descendencia de García de Holguín y empezó a poblarse lentamente, con sus nietos y bisnietos, hasta que la pérdida por parte de la Corona española de la isla de Jamaica (1655) ocasionó lo que el autor considera en su libro como una ‘‘explosión demográfica’’, debido a que las villas cubanas de Santiago de Cuba y San Salvador de Bayamo asimilaron entonces buena parte del éxodo. A partir de esta coyuntura histórica algunos habitantes de Bayamo (muchos de ellos exiliados jamaicanos) encuontran asiento en las tierras del noreste (actual territorio de la ciudad de Holguín).

De este modo, en 1735, el crecimiento de la población alrededor del hato, originalmente fundado por García de Holguín, obliga al Cabildo bayamés a establecer un padrón de habitantes. La escasa bibliografía impresa sobre el siglo XVIII cubano (el autor recuerda que la imprenta llegó a la Isla en 1723 y se desarrolló muy lentamente) y lo poco que se ha ahondado en materiales de archivos referentes a este periodo, hacen de este libro una fuente bibliográfica de gran interés no solo para quienes realizan consultas genealógicas sino también para los interesados en conocer la composición social de un asentamiento español tipo en el Caribe antillano.

También recuerda que se ha perdido mucha información por el deterioro de los libros parroquiales, conservados en la iglesia de San Isidoro de Holguín a partir de 1729 para los bautizos y de 1730 para matrimonios y defunciones. Los testamentos y protocolos que se hallan en los archivos provinciales son también motivo de preocupación. El hecho de que todos estos manuscritos no hayan sido digitalizados ni copiados, nos dice el autor, y de que la humedad y la manipulación constante hayan dañado muchas hojas, nos colocan ante a un patrimonio muy frágil, en peligro de que desaparezca irremediablemente un día. De ahí, la urgencia de transcribir la mayor cantidad de material posible y de ofrecer la información más completa a partir de las fuentes que han perdurado. Una tarea en la que se ha enfrascado a distancia, desde París, durante las últimos diez años.

En las páginas que preceden al Padrón, William Navarrete establece la genealogía de 17 apellidos fundadores de Holguín. De ellos, proceden de la colonia de Jamaica perdida los siguientes: de Almaguer, Hechavarría, de Leyva, Ricardo de Armendía, Pupo (originalmente Ponce de León), Proenza y de la Torre. De las islas Canarias llegó el primer de la Cruz, de Villa de Pravia (Asturias) el apellido de Ávila, de Soria el primer Batista (Batista-Bello de Castro Almira originalmente) y de Córdoba, entre los fundadores de Holguín, el linaje del Corral. Completan la lista de genealogías abordadas las de los apellidos de Escalona, de Fonseca (presente en Canarias antes de establecerse en Bayamo), González de Rivera (linaje portugués establecido en Cumaná, actual Venezuela, antes de llegar a la región oriental de Cuba), Rodríguez de Leytía (procedente de Santiago de los Caballeros, La Española), Vázquez de Zamora (sevillano) y, finalmente, Moreno de Navia, Paneque, de la Peña, de los Reyes, Reynaldos, Serrano y Velázquez de Cuéllar, establecidos en Bayamo desde el siglo XVI y principios del XVII. De todos ellos se ofrecen el primer individuo que se establece en Cuba, así como su descendencia hasta la fecha aproximada de 1750, en que nacen los últimos hijos de los empadronados en el documento de San Isidoro de Holguín.

Vale la pena recordar que en materia de genealogías cubanas los trabajos más completos que han sido publicado corresponden a Historias de familias cubanas (9 tomos), de Francisco Xavier de Santa Cruz y Mallén, conde de San Juan de Jaruco; Dignidades nobiliarias cubanas y Genealogías habaneras (en 4 tomos), ambos de Rafael Nieto Cortadellas, así como algunos estudios muy completos de apellidos publicados por sus autores. Genealogía cubana. San Isidoro de Holguín se añade, en lo adelante, a las bibliografías más completas en esta disciplina.