29/12/13

Defunción de Catarina Josefa Diéguez Pupo, 1798

El estado de conservación de los libros de la iglesia de San Isidoro de Holguín es, con respecto a algunos tomos o secciones, muy lamentable. Transcribiendo algunas páginas de uno de los libros de defunciones del siglo XVIII me encuentro con certificaciones como ésta:

Quien no tenga suficiente información sobre los habitantes de Holguín en el siglo XVIII nunca podrá saber de quién se trata. En la certificación apenas se lee que se trata del año 1798, febrero, que la fallecida se llama Catarina, que era adulta, hija de Diego ..., y .... Pupo, casada con Salv° Marrero.

En efecto, sólo una búsqueda minuciosa en el árbol de las familia Pupo y Marrero puede arrojar luz sobre esta persona.

Se trata pues de: Catarina Josefa Diéguez Pupo, bautizada en San Isidoro de Holguín el 27-4-1733, hija de Juan Antonio Diéguez Gordiana y de Juana Pupo de Góngora. Casó el 1-7-1748 con Salvador Marrero de la Rosa, natural se Santa Cruz de Tenerife, Canarias, fallecido en Holguín el 12-4-1776, e hijo de Salvador Marrero y de Francisca de la Rosa. De quienes descienden muchos de los Marrero de la región de Holguín.

23/12/13

Asesinado por ladrones en San Isidoro de Holguín


Año del Señor de mil setescientos noventa y siete, día diez y seis de agosto, Don Alberto Ignacio, h. l. [hijo legítimo] de D. Francisco de Loynaz y Da Alverta Agede, naturales del Reino de Galicia, Arzobispado de Santiago, casado y velado en la ciud de La Habana, con Da. María Policarpo de los Dolores Ximénez, murió en comunión con Ntra. Santa Me [Madre] Iga [Iglesia] en las casas de su habitación sin haber recibido ninguno de los santos sacramentos por haber fallecido asesinado por ladrones.

Fue sepultado al siguiente día en esta Iglesia Parroquial [de San Isidoro de Holguín] de Cruz Alta, Capa Pluvial y dos acompañados por Vigilia por mí, D. Joseph Antonio Saco, Presbítero Cura Rector  Bendecido por S. M. de Ntra. Iglesia y para que conste lo firmo,

D. Joseph Antonio Saco

19/12/13

Vindicación de El Embarcadero de Banes (segunda parte)

© por Liduvino Oscar Quiñones Ruiz

DESARROLLO DE LAS ACTIVIDADES MARITIMAS Y PORTUARIAS

La construcción de los muelles y sus facilidades accesorias posibilitaron el incremento del desarrollo de las actividades en el puerto de Banes, tanto las correspondientes a la exportación de azúcar y mieles producidas en los centrales Boston y Preston, como las de importación de cargas generales, las así llamadas cargas blancas.

Se instaló, además, toda una red de vías férreas que facilitaba la comunicación del puerto con los centrales Boston y Preston y con los departamentos comerciales de la United Fruit and Sugar Company radicados en ambas localidades.

Así lucía en 1920 el muelle pequeño del puerto de El Embarcadero. En segundo plano en la foto, a la izquierda, el Barrio de Ceuta y en igual plano, al centro, los almacenes de la Aduana.
Vista del muelle largo del puerto de El Embarcadero de Banes en 1928. La caseta con la bandera era el resguardo, donde desarrollaban sus actividades los inspectores de la aduana del puerto. Puede apreciarse, a la derecha en la imagen, una casilla de carga del ferrocarril, de las normalmente utilizadas ya en esa etapa con fines de transportación.

En esta época, en la cual el acceso al pueblo de Banes por carretera aun no se había desarrollado lo suficiente, puesto que existían sólo los caminos vecinales, con tramos verdaderamente intransitables, particularmente en época de lluvias, tanto la navegación, incluida la de cabotaje, como el transporte por ferrocarril eran esenciales para el desarrollo económico y social del territorio municipal. En lanchas y en lanchones se transportaba buena parte de los materiales e insumos necesarios, además, de establecerse por la vía marítima la comunicación con otras localidades del término municipal y con otros villas vecinas, tales como Gibara y Baracoa, consolidadas  como municipios con anterioridad, procedentes de las cuales llegaron a Banes personas con instrucción y oficios.

Lanchas y lanchones en el muelle pequeño del puerto de El Embarcadero

Estas actividades comerciales, y también las que se realizaban con el exterior del país, en una etapa inicial estaban a cargo de una Compañía Naviera Cubana, la cual operaba barcos  bajo bandera de otros países, tales como Panamá y Grecia, algunos con nombres muy criollos como Baracoa y Oriente, pasando luego a encargarse de las relacionadas con el comercio exterior la Maritrop Trade Corporation, subsidiaria de la United Fruit and Sugar Company con sede en Boston, puerto norteamericano que recibía las producciones de azúcar y miel exportadas y del cual se recibían  las cargas blancas. Dichas relaciones comerciales garantizaban desde el suministro en tiempo y forma de las mercaderías, las cuáles se expendían en los departamentos comerciales de Banes y Preston, hasta todos los insumos requeridos por los hospitales de la UFCo ubicados en estos pueblos del Oriente del país, en el desarrollo de sus labores asistenciales, incluidos los equipos médicos, además de todo tipo de materiales y accesorios en general, incluso automóviles. Los comerciantes particulares, que se dedicaban al comercio mayorista y minorista, también recibían las mercancías por esta vía.

Al puerto de El Embarcadero arribaban de forma sistemática y periódica barcos de carga, buques mieleros, buques tanques.

A partir del año 1935 este puerto se convierte en un subpuerto del puerto de Antilla, atendiendo a que en sus muelles eran descargadas las mercancías destinadas a Banes y a Preston.

Buque mielero de buen porte en el muelle largo de El Embarcadero. Nótese, además, la presencia  de otros buques en los muelles. La imagen es muy ilustrativa del tráfico que existió en este puerto
El buque tanque Almoco en el muelle de El Embarcadero. Fecha  9 de febrero de  1938
El buque mielero Lago Buttler en la bahía de Banes

LA CRIADA: EL REMOLCADOR  MÁS RECORDADO

En el año 1919 el remolcador El Criado fue sustituido por el remolcador La Criada, el cual estuvo desarrollando sus labores de forma ininterrumpida durante 30 años, hasta 1948.

La tripulación de La Criada la formaban el capitán Vargas, sustituido en 1933 por Arturo Castelo Gilbert, José Ibarrarán como Jefe de máquinas, Alberto Agüero Raspait era el engrasador y los marineros Asdrúbal Vega y Carlos Montero.

La Criada fondeada en el espacio que habitualmente ocupaba entre los muelles largo y pequeño del Puerto de El Embarcadero. Año 1928
El remolcador La Criada en el muelle del puerto de El Embarcadero en el año 1938


El remolcador La Criada realizando sus labores en las proximidades de la entrada al estrecho de Banes (El Cañón) en el año 1938

En el año 1948 el remolcador La Criada fue sustituido en sus funciones  por el remolcador Macabí, el cual llegó al Puerto de El Embarcadero procedente de Estados Unidos y fue recibido por la misma tripulación de La Criada. En un lamentable y espectacular accidente, ocasionado por la explosión de un cilindro de gas de la cocina de a bordo de este remolcador, perdió la vida el marinero Carlos Montero, excelente pelotero, integrante del Equipo Portuarios.


El Remolcador Macabí en  El Cañón de Banes  en 1953. 
Foto tomada en la  última curva a la entrada, cuando soltó el cabo del barco. 
El Macabí remolcando a un buque dentro de la bahía de Banes. Nótese en la chimenea del buque el emblema de la Maritrop: una M.


LA LANCHA BOSTONIA

Esta lancha había sido comprada por la United Fruit and Sugar Company al rico comerciante gibareño José Antonio Boela y Tauler e inscripta como propiedad de la Compañía Naviera Cubana “Navegación Costanera”. Era utilizada para trasladar las brigadas de trabajadores portuarios al muelle de Macabí, para cargar los barcos azucareros y en el traslado del práctico del puerto a los buques, luego fue sustituida en estas últimas funciones por un barco velero de unos 22 metros de eslora (largo). Su maquinista era José Martínez Hidalgo. Permanecía en los muelles de El Embarcadero, junto a La Criada.

LA GRAN FLOTA BLANCA DE LA UNITED FRUIT AND SUGAR COMPANY Y SU RELACION CON EL PUERTO DE EL EMBARCADERO

En el caso de los puertos ubicados en la bahía de Banes, dadas las características del estrecho que da acceso a la misma, los barcos de la Flota Blanca de la United Fruit and Sugar Company utilizados en el transporte por la vía marítima eran en general  buques cargueros, arrendados por la UFCo a la Empresa Hondureña de vapores, los cuáles navegaban bajo la bandera de ese país centroamericano. Estos cargueros eran capaces de transportar en sus bodegas de 26 000 a 30 000 sacos de azúcar de 325 libras cada uno, los cuáles, a partir de la modernización del puerto de Boston, se transportaban a granel. Dichos barcos contaban también con posibilidades de acomodar en ellos a algunos pasajeros, las cuáles eran utilizadas por los funcionarios y trabajadores de la UFCo para  sus viajes de negocio o de vacaciones. Los hijos de familias radicadas en Banes, que cursaban estudios en universidades y colegios norteamericanos, también usaban esta posibilidad para trasladarse durante los períodos vacacionales.

Aunque eran un total de 7 los cargueros, que integraban el grupo de barcos arrendados, los que con más intensidad han permanecido en la memoria histórica, relacionada con el Puerto  de El Embarcadero son el Mabay, el Choloma, el Maraví, el Manaquí y el Mayarí, particularmente los dos primeros.


El carguero Mabay en el puerto de El Embarcadero. 
Sus dimensiones eran  320 pies de eslora (largo) y 50  pies de manga (ancho). 
Tenía una capacidad de 216 000 pies cúbicos y podía transportar 12 pasajeros. 
Su velocidad de desplazamiento era de 10 nudos
El carguero Choloma cargado de azúcar del central Boston saliendo a mar abierto. 
Sus características eran similares a las del Mabay, pero contaba con facilidades  sólo para 10 pasajeros.
El carguero Mayarí. Era de  los de menores  dimensiones: 303 pies de eslora (largo) y 47  pies de manga (ancho). Tenía una capacidad de 163 000 pies cúbicos transportaba 9 pasajeros. Su velocidad de desplazamiento era de 10 nudos


FUNCIONARIOS DEL PUERTO DE EL EMBARCADERO

El Puerto de Banes era atendido por un superintendente de marina, que lo fue Euclides Irrizarí Ortiz, puertorriqueño de origen, que hablaba inglés fluidamente aunque también desempeñó esta función, en cargo de asistente, Julio Neddermeyer, de origen alemán.


Euclides Irrízari Ortiz, Superintendente 
de Marina de la United Fruit and Sugar Company
El práctico mayor del puerto de Banes lo fue Manuel Martínez Gandoll. Luego de su jubilación atendían el puerto los prácticos de la Corporación de Antilla, en especial Aldegundo Catá.

No obstante, el práctico en funciones más recordado es Emisenio Ricardo, que era el segundo práctico del puerto.


Emisenio Ricardo en la lancha del práctico del puerto. 
Lo acompañan sus hijos Fermando y Román

El jefe del muelle era Manuel Hidalgo y los capataces: Manuel Hidalgo Desdín, Manuel Rojas, Gilberto Rojas, Aldo Hernández y Lucidio Hasty.

El primer administrador la aduana del puerto de Banes fue el Comandante Pedro Cañas Borges, que se desempeñó desde el 6 de enero de 1904 al 7 de enero de 1906. Le siguieron en ese orden:

Rafael Padierne (7-1-1909 al 29-4-1909)
Jesús Manduley Salazar (29-4-1909 al 15-3-1911)
Ramón Sánchez Cidra (15-4-1911 al 28-8-1911)
Salvador Campañá Pupo (28-11-1911 al 31-12-1912)
Miguel V Parellada (31-12-1912 al 13-8-1913)
Alberto Silva Quiñones (13-8-1913 al 14-12-1922)
Manuel Hidalgo Carballosa (16-2-1923 al 14-1-1925)
Eudaldo Pérez Quevedo (14-1-1925 al 10-8-1925)
Agapito Rojas Betancourt (11-8-1925 al 16-2-1931)
Carlos Manuel Díaz (16-3-1931 al 23-1-1933)
Pedro Díaz Carballosa (28-5-1934 al 2-11-1934)
Isaac Herrero Tabares (26-3-1936 al 1-12-1944)
Carlos O. Avilé Vázquez (6-12-1944 al 1-10-1952)
Isaac Herrero Tabares (1-10-1952 al 1-1-1959)

La persona que permaneció más tiempo laborando en las funciones aduanales en el puerto de El Embarcadero fue José Ángel Cesáreo Rodil Rodríguez, natural de Santander, España, quién arribó a Gibara a  la edad de 5 años, traído por su padre, comerciante español. Era un hombre instruido, que estaba en posesión del grado de bachiller, lo cual en esa época fundacional era  una verdadera excepción  y persona culta, que había formando parte de la banda municipal de Gibara, en la cual tocaba  más de un instrumento musical (Trombón, Acordeón, Filarmónica, Guitarra). Rodil permaneció laborando en la Aduana del puerto de Banes desde 1906, año de su arribo a este poblado, hasta 1960, año de su fallecimiento, a la venerable edad de 80 años. Siempre vistió de traje, corbata y chaleco. Portaba consigo en todo tiempo un paraguas.
Cesáreo Rodil Rodríguez (a la derecha) y Enrique Tur (a la izquierda) en las oficinas de la aduana del puerto de El Embarcadero en agosto de 1960. Fueron declarados ambos empleados inamovibles de la Aduana, por sus años de permanencia laborando en la misma

Cesáreo Rodil Rodríguez, figura ineludible 
de la historia de El Embarcadero

21/11/13

El apellido Almira en Mayarí y la descendencia de Juan Ramón Almira González

© William Navarrete

El primero de apellido Almira establecido en Holguín es Julián Almira. En su certificación de matrimonio en la iglesia San Isidoro de Holguín aparece como hijo de Juan Antonio Azcro y de Francisca Ermida, natural del Obispado de Tui, Reino de Galicia. (ver cert. al pie). Se casa en dicha iglesia el 31 de diciembre de 1799 (el último día del siglo XVIII) según consta en el Libro 3, Folio 119 con Ana Gertrudis González de la Cruz, natural de Mayarí e hija del canario Salvador González Cabrera y de Bárbara de la Cruz López*.
* para quienes se interesan en la construcción de todas las ramas añado que Bárbara de la Cruz López, fue bautizada en San Isidoro de Holguín el 14 de julio de 1765 y que era hija de Manuel Antonio de la Cruz Leyva y Rosalía Josefa López Hidalgo, casados en esa misma iglesia, el 29 de diciembre de 1765.






Resultará curioso que siendo los apellidos de los padres de Julián los mencionados en la certificación de su casamiento su prole lleve luego el apellido Almira. No he encontrado ninguna razón que justifique este hecho. En todas las partidas de bautizo de sus hijos estos aparecen como Almira González "hijos de Julián Almira y de Ana Gertrudis González de la Cruz". No cabe dudas de que son los hijos del matrimonio. Buscando en los libros sacramentales conservados en la Catedral de Tui hallé en la zona de Pontevedra muchas personas con apellido Ermida (que significa "Ermita" en gallego), pero a nadie con el apellido Almira.

Los hijos de Julián Almira y de Ana Gertrudis González de la Cruz fueron:

A- Antonia Rafaela Almira González, nacida el 7 de enero de 1804 y bautizada en San Isidoro de Holguín, según consta en el L. 5, F. 194, N° 1481.

B- Francisco Javier Almira González, nacido en San Isidoro de Holguín en 1808.

C- Antonio María Quirino Almira González, bautizado en San Isidoro de Holguín el 12 de junio de 1810 según consta en el L. 7, F. 47, N° 723 y casado con María Saturnina Ramírez Abreu (hija de Valeriano Ramírez de la Cruz y Ana Abreu Borrero). Padres de:

C.1- Justo Celestino Almira Ramírez, nacido en Mayarí, el 9 de agosto de 1842.

C.2- Miguel Antonio Cesáreo Almira Ramírez, nacido en Mayarí, el 10 de febrero de 1845

C.3- Ana Gertrudis Almira Rodríguez, bautizada en Mayarí el 17 de enero de 1844. Madre de:

- Ubaldina (Walda) Máxima Almira, bautizada en Mayarí en 1876, casada en Mayarí el 28 de abril de 1892 con Timoteo Zaragoza Muñoz (militar, natural de Altea, provincia de Valencia, hijo de Antonio Zaragoza y María Muñoz)

- Parmenio Almira, bautizado en Mayarí.

C.4- José María Isidoro Almira Ramírez, nacido en Mayarí, el 15 de agosto de 1845, casado con Ana María Jiménez de Ávila, hija de Manuel Jiménez y de María Agustina de Ávila. Padres de:
            
- Arcadia Almira Jiménez, bautizada en Mayarí, el 23 de febrero de 1867, casada en Mayarí el 31 de agosto de 1886 con José Hernández Guzmán (hijo de Avelino Hernández y Nicolasa Guzmán). Padres de: Marciana Juliana, Delfín Gregorio, Porfiria Eduarda, Ramona Isabel, Rita, José Ramón y Adriano Hernández Almira, todos bautizados en Mayarí.
- Antonio Almira Jiménez, bautizado en Mayarí, el 15 de febrero de 1868, casado en Mayarí el 4 de agosto de 1890 con Ana María Carballo Ramos (hija de Antonio Caraballo y Caridad Ramos).
- José María Almira Jiménez, casado en Mayarí el 2 de enero de 1896 con su prima Genevova Rodríguez Almira (ver abajo).
- José Leocadio Socorro Almira Jiménez, casado en Mayarí el 29 de noviembre de 1902 con Elvira González Miranda (hija de Tomás González y Mónica Miranda).
- Eufemia Almira Jiménez, casada en Mayarí el 16 de mayo de 1904 con Claudio Rivera (hijo natural de Luisa Rivera).
- José Bonifacio Almira Jiménez, bautizado en Mayarí en 1870.
- Francisco Almira Jiménez, bautizado en Mayarí en 1871.
- Carmen de la Caridad Almira Jiménez, bautizada en Mayarí en 1872, casada en Mayarí el 6 de agosto de 1888 con Agustín Vargas Guerra (hijo de José Vargas y Eusebia Guerra).
- José León Severino Almira Jiménez, bautizado en Mayarí en 1876.
- Ana María Almira Jiménez, bautizada en Mayarí.
- Timoteo Almira Jiménez, bautizado en Mayarí.
- Rafael Almira Jiménez, bautizado en Mayarí en 1880.
- José Feliciano Almira Jiménez, fallecido en Mayarí (L. 3, F. 98v.)
- María Estelvina Almira Jiménez, bautizada en Mayarí, el 26 de abril de 1884, casada en Mayarí el 5 de septiembre de 1903 con Juan Pascual Rivera (hijo natural de Juana Rivera).
- Eulalio Almira Jiménez, casado en Mayarí el 15 de agosto de 1907 con Domingo Sánchez Laurencio (hijo de Pedro Sánchez Machado y Leonarda Laurencio Sánchez)
- Geladio Almira Jiménez, bautizado en 1887, casado en Mayarí el 15 de mayo de 1904 con Baldomera Ricardo (hija natural de Eludia Ricardo).

C.4- Pedro María de la Caridad Almira Ramírez, bautizado en Mayarí el 15 de agosto de 1846/

C.5- Rafael Severiano Almira Ramírez, nacido en Mayarí, el 8 de noviembre de 1847.

C.6- Nicanor Almira Ramírez, nacido en Sagua de Tánamo en 1852, casado con Juana Guerra Reyes (viuda de Jacinto Jardines, hija de Bernabé Guerra y Caridad Reyes, naturales de Mayarí). Padres de:

- Juana Ubalda Almira Guerra, bautizada en Mayarí en 1876.
- Nicanor Almira Guerra, bautizado en Mayarí en 1876.
- Aurelia Almira Guerra, bautizada en Mayarí (L. 8, F. 174)
- Cecilia Almira Guerra, bautizada en Mayarí en 1883.
- Serafina Filiberta Almira Guerra, nacida en Mayarí, el 9 de septiembre de 1885.
- Modesto Gonzalo Almira Guerra, bautizado en Mayarí, el 22 de febrero de 1883.
- Paula Marcelina Almira Guerra, casada en Mayarí el 20 de junio de 1917 con José Alfonso Fernández Conce (nacido en Santa Cruz de Arabalse, Orense, mecánico en Felton, hijo de Manuel Fernández y Carmen Conde).
- Francisco Almira Guerra, bautizado en Mayarí en 1888, casado en Mayarí el 11 de enero de 1908 con Elisa Cuza Durán (natural de Bqaracoa e hija de Juan Bautista Cuza de Mena y Serafina Durán Pérez). Padres de Jesús Nicanor Almira Cuza.
- Eugenio Almira Guerra, bautizado en Mayarí en 1880, casado con Alejandrina Hernández Jardines, padres de: Gaspar Almira Hernández (casado con Honoria Lobaina con quien tuvo a Norberto, Juan y René Almira Lobaina), Pedro Almira Hernández, Eugenio Almira Hernández, Enio Almira Hernández, Eliseo Antolín Almira Hernández, Ernesto Almira Hernández, Alejandrino Almira Hernández, Aleido Almira Hernández, Eloísa Almira Hernández y Carlos Manuel Almira Hernández, casado en primeras con Juana Silva, y en segundas con Reina Reina Estupiñán, padres de Yolanda Almira Silva, Carlos Manuel Almira Silva, Ludys Almira Silva y José Alexis Almira Silva).

C.7- Juan Almira Ramírez, nacida en Sagua de Tánamo en 1860, casado en Mayarí el 7 de julio de 1888 con Obdulia Ricardo (hija natural de María Ricardo). Padres de:

- Aurelia Almira Ricardo, casada en 23 de septiembre de 1907 con Ángel Vargas Almaguer (hija natural de Eduvigis Vargas Almaguer).

D- Ana María Almira González, casada en San Isidoro de Holguín el 20 de febrero de 1819 con Felipe Pérez Infante (hijo de Francisco de Paula Pérez Almaguer y Bárbara Infante Ricardo).

E- José Almira González, casado con María Bejerano Cáceres (hija de Julián Bejerano y Luisa Cáceres). Padres de:

E.1- José Manuel María Almira Bejerano, nacido en Mayarí, en 1835 casado en Mayarí, el 8 de octubre de 1887 con Catalina Carmenate Prieto (viuda de su hermano José de Jesús Almira Bejerano, hija natural de María Gertrudis Carmenate). Padres de:

- Caridad Almira Carmenate, casada en Mayarí, el 18 de agosto de 1907 con Ricardo García Navarro (natural de Canarias e hijo de Antonio García Rodríguez y María Navarro Gil)

E.2- José de Jesús Almira Bejerano, casado con la mencionada anteriormente Catalina Carmenate Prieto. Padres de:

- Sotero Almira Carmenate, casado en Mayarí el 3 de abril de 1887 con Luis Aguilea Marrero, hijo de Eduvino Aguilera y Filomena Marrero.

E.3- José Francisco Almira Bejerano, nacido en Mayarí, el 21 de abril de 1853, casado en Mayarí el 15 de abril de 1872 con Genoveva Gómez Ramírez (hija de Pedro Gómez, natural de Canarias y Petronila Ramírez. Padres de: 

- Eulalio Marcel Almira Gómez, bautizado en Mayarí (L. 1, F. 104, N. 355), casado en Mayarí, el 14 de agosto de 1904 con Manuela Aguilera Hernández (hija de Eduvino Aguilera y María de Jesús Hernández).
- Francisca Almira Gómez, bautizada en Mayarí en 1880.
- Irene Eleodora Almira Gómez, bautizada en Mayarí, el 25 de agosto de 1882, fallecida en Mayarí en 1883.
- Emilia Almira Gómez, fallecida en Mayarí en 1883.- José Almira Gómez, bautizado en Mayarí el 3 de febrero de 1884.
- María Eladia Almira Gómez, nacida en Mayarí, el 21 de noviembre de 1885.
- Marcelina Almira Gómez.

E.4- Ana Fermina Almira Bejerano, fallecida en Mayarí en 1860 (L. 3, F. 21v., N. 124).

E.5- Amalia Almira Bejerano, casada en Mayarí con Ramón Rodríguez Rodríguez (natural de Canarias, hijo de José Pedro Rodríguez y Teresa Antonia Rodríguez. Padres de:

- Genoveva Rodríguez Almira, bautizada en Mayarí el 4 de mayo de 1866, casada en Mayarí el 2 de enero de 1896 con su primo José María Almira Jiménez (hijo de José M. Isidro Almira Ramírez y Ana María Jiménez de Ávila).
- Marcos Evangelista Rodríguez Almira, nacido en Mayarí, el 25 de abril de 1868.
- Patricio Almira (hijo natural), bautizado en Mayarí en 1876.
- Amalia María Almira (hija natural), bautizada en Mayarí en 1880.
- Apolonio Guillermo Almira (hijo natural), nacido en Mayarí, el 9 de febrero de 1883, casado el 23 de diciembre de 1916 con Pastora Almira.
- Regina Caridad Almira (hija natural), nacida en Mayarí, el 7 de septiembre de 1884
- Balbina Almira (hija natural), casada en Mayarí, el 22 de noviembre de 1888 con Teófilo Froilán Gómez Ramírez (hijo de Pedro Gómez, natural de Canarias y de Petronila Ramírez).
- María Clemencia Almira (hija natural), casada en Mayarí, el 17 de febrero de 1896 con José Eulogio Caraballo Ramos (hijo de Antonio Caraballo y Caridad Ramos)

F- Juana Catalina Almira González, bautizada en San Isidoro de Holguín, en 1807, y casada el 15 de agosto de 1828 con Manuel Aguilera Suárez (hijo de Pedro Nolasco Aguilera Santiesteban y Rosa María Suárez de Olivera). Padres de

F.1- Natalia Ramona Aguilera Almira, bautizada en Fray Benito, el 25 de enero de 1833.

F.2- José Doroteo Aguilera Almira, bautizado en Mayarí el 6 de febrero de 1846.

F. 3- Teófilo Aguilera Almira, bautizado en Mayarí en diciembre de 1848.

F.4- Ramón Aguilera Almira, casado con Eugenia Montero Marrero (hija de Miguel Montero y Ana Dominga Marrero).

F.5- Ana Aguilera Almira, casada con Matías Marrero Hernández (hijo de Vicente de Jesús Marrero Ramírez y Teresa de Jesús Hernández Ramírez).

G- Antonio Almira González, casado con Rosa Marrero (natural de Sagua de Tánamo, e hija natural de Francisco Centeno y Manuela Marrero). Padres de:

G.1- Magdalena Ciriaca Almira Marrero, bautizada en Mayarí, el 16 de agosto de 1866.

G.2- Avelina de Jesús Almira Marrero, bautizada en Mayarí, el 20 de octubre de 1868.

G.3- Benito Ulpiano Almira Marrero, bautizado en Mayarí en 1870.

G.4- Ana Gertrudis Eulogia Almira Marrero, bautizada en Mayarí en 1872.

G.5- Juan Almira Marrero, abutizado en Mayarí en 1876.

G.6- Antonia Almira Marrero, natural de Sagua de Tánamo. Madre de: Domitila Atilana Almira (hija natural), nacida el 5 de octubre de 1883.

G.7- Saturnina Almira Marrero. Madre de: Agripina Inocencia Almira (nacida el 28 de diciembre de 1883), Aureliano Almira (bautizado en Mayarí), Agustina Almira y Modesta Almira. Todos hijos naturales.

H- María Josefa Almira González, casada con Diego de la Torre Sánchez (hijo de Miguel de la Torre Berdecia y María Teresa Sánchez Ricardo). Padres de:

H.1- Teresa de la Torre Almira, casada con Manuel de Jesús Consuegra Romero (hijo de José Dionisio Consuegra de Ávila y Juana Ramona Romero Sánchez).

H.2- También de Rosalía de Jesús, Pedro José, Diego Antonio, Rosalía de la Caridad, Juana Bautista de la Caridad, Miguel Antonio y Ramón José de la Caridad de la Torre Almira.

I- María Bárbara Almira González, bautizada en San Isidoro de Holguín en marzo de 1813 según consta en el L. 7, F. 10, N° 1085.

De esta última (I) descienden en gran parte los Almira de Mayarí, pues fue ella la madre de:

Juan Ramón Almira González (imagen al pie), nacido en Fray Benito (sito al norte de Holguín, antigua provincia de Oriente) el 30 de diciembre de 1831, bautizado en la iglesia Santa Florentina del Retrete, el 6 de enero de 1832, según consta en el L. 1, F. 83, N° 324. Ignoro cuánto tiempo residió Juan Ramón en Fray Benito pero a los 21 años de edad aparece casándose por primera vez en Mayarí, pueblo en donde vivió hasta su fallecimiento. (He podido obtener una fotografía de él gracias a Raquel Rojas Almira, establecida en Fort Lauderdale y bisnieta de Tomás de Jesús, uno de los hijos de Juan Ramón).


Juan Ramón Almira González, nacido en 1831
es el tronco de muchos de los Almira de Mayar
í
En Mayarí Juan Ramón Almira González casó dos veces:

La primera, en la iglesia San Gregorio Nacianceno de Mayarí, el 13 de agosto de 1852 (Libro 2, Folio 78, N° 225) con María Aniceta del Rosario Consuegra Romero, nacida en Sagua de Tánamo, el 2 de marzo de 1829, bautizada en ese lugar, el 12 de marzo de 1829 e hija de José Dionisio Consuegra de Ávila (natural de Sancti Spíritus y fallecido en Mayarí, el 14 de marzo de 1853, según consta en el L. 2, F. 105 de defunciones) y Ramona Josefa Romero Sánchez (natural de Santiago de Cuba).

La segunda en esa misma iglesia de Mayarí, el 27 de octubre de 1862 (Libro 3, Folio 92, N° 114) con Rosenda Rodríguez Batista, fallecida en Mayarí, el 13 de mayo de 1896, hija de Juan Rodríguez y de María de Jesús Batista Suárez.

De la primera unión fueron sus hijos:

1- José Anacleto Almira Consuegra, nacido en Mayarí, el 13 de agosto de 1858, bautizado en la iglesia de San Gregorio de Nacianceno de Mayarí, el 23 de agosto de ese año (Libro 1, Folio 160, N° 266) y casado en esa misma iglesia el 23 de agosto de 1884 con Bernardina Cabrera Batista (hija de Carlos Cabrera de Céspedes y María de los Ángeles Batista Suárez), nacida en Mayarí el 9 de junio de 1867 y fallecida en Banes el 3 de julio de 1937. Bernardina era prima hermana por parte de madre de Rosenda Rodríguez Batista, la segunda esposa de su suegro Juan Ramón Almira.

hijos de José Anacleto y Bernardina fueron:

1.1- Mi bisabuela Francisca Almira Cabrera (imagen al pie) (nacida en Mayarí el 11 de mayo de 1888, fallecida en Banes el 8 de enero de 1978 y casada en Banes el 3 de abril de 1907 con Ramón Pastor Hernández Almaguer (nacido en Auras, Oriente, Cuba, el 30 de abril de 1884 y fallecido en Filadelfia, USA, el 20 de octubre de 1981, hijo de Aureliano Hernández Almaguer y Rosalía Margarita Almaguer Hechavarría). Fueron los padres de: 

- Juana Rosalía ("Rosita") Hernández Almira, nacida en Banes el 27 de enero de 1908, fallecida en Banes el  de noviembre de 1933 y casada en Banes el 26 de julio de 1936 con Gerardo Joaquín Navarrete Martín),
- Ramón Filiberto ("Moncho") Hernández Almira, nacido en Banes el 22 de agosto de 1912, fallecido en La Habana el 23 de diciembre de 1962 y casado con Clara Luz Serrano Ricardo quien falleció en La Habana el 5 de diciembre de 2013),
- José Giraldo ("Pepé") Hernández Almira, nacido en Banes el 5 de diciembre de 1917, fallecido en La Habana en diciembre de 1983 y casado con María Teresa Sánchez Torres),
- Manuel Lulio ("Manolito") Hernández Almira, nacido en Banes el 16 de octubre de 1913, fallecido en Banes el 10 de enero de 1994 y casado con Elena Haddad Jorge),
- Héctor Alberto Hernández Almira (nacido en Banes el 7 de agosto de 1909, fallecido en Filadelfia el 9 de diciembre de 1995, casado en primeras el 19 de diciembre de 1946 con Susana Vidal Aparicio y en segundas el 30 de septiembre de 1949 con María del Pilar Carballeira Gundín) y
- Hernando Alejandro Hernández Almira (nacido en Banes el 27 de marzo de 1915, fallecido en Portland, Maine, el 1 de octubre de 1990 y casado con Adela Constancia Betancourt),
- además de Eva Lidia (fallecida a los 7 años en 1923) y de Hugo Ramón Hernández Almira (fallecido también de niño).


Francisca Almira Cabrera, La Habana, 1950's
1.2- Felina Almira Cabrera (imagen al pie) (fallecida en La Habana, el 16 de febrero de 1980, soltera)


Felina Almira Cabrera
1.3- Leónida de la Caridad Almira Cabrera (imagen al pie) (nacida en Santiago de Cuba el 28 de enero de 1894, fallecida en La Habana el 9 de septiembre de 1990 y casada en Banes el 30 de junio de 1930 con Ricardo Gorrín Barreto). Fueron los padres de 
- Marcia Haydée Gorrín Almira (casada con Rolando Santovenia Estrada) y 
- Nilda Genoveva Gorrín Almira (casada con el Dr. Pedro Hechavarría Rojas).
Leónida de la Caridad "Nena" Almira Cabrera
1.4- Eduardo Manuel Almira Cabrera (foto al pie) (nacido en Guantánamo en 1886, fallecido en Banes el 23 de enero de 1934 y casado en Banes el 26 de mayo de 1921 con Felipa V. González García, fallecida en Banes el 1 de octubre de 1980, hija de Bernardo González Carapucheta y Cándida García Diéguez. Fueron los padres de: 
- Cándida Rosa (Candita) Almira González, soltera, nacida en Banes el 16 de octubre de 1923 y fallecida en Banes en noviembre de 2005) y 
- José Manuel (Josema) Almira González, nacido en Banes el 15 de junio de 1922 y fallecido en Estados Unidos el 6 de diciembre de 1991, casado con Alicia Martínez Burgos (nacida en Banes el 4 de agosto de 1919 y fallecida en Fort Lee, Bergen, New Jersey, el 23 de enero de 2001).


Eduardo Manuel "Manolo" Almira Cabrera
1.5- Leónides Almira Cabrera (imagen al pie), casado en Banes el 15 de agosto de 1823 con Micaela Velázquez Serrano (hija de Pedro Velázquez y Caridad Serrano). Fueron los padres de: 
- Luis Modesto Almira Velázquez, nacido en Banes el 12 de enero de 1933, fallecido en Miami el 6 de diciembre de 2001, y casado con Dolores Arochena
- Ladislao, Almira Velázquez, nacido en Banes el 27 de junio de 1934, fallecido en Key West en marzo de 1974, y casado con Dulce Gorra Estevan (nacida en Macabí, el 12 de septiembre de 1944)
- Lidia Almira Velázquez, fallecida en Banes el 15 de agosto de 1995 y casada con Gregorio Kriskovian), 
- Leida Almira Velázquez, casada con Conrado Avila) y 
- Lesvia Almira Velázquez (fallecida de niña).
Leónides Almira Cabrera
2- Juana Bautista Almira Consuegra, nacida en Mayarí el 24 de junio de 1855, casada en Mayarí, el 25 de octubre de 1904 con Domingo Ramos Álvarez (natural de Filipinas, hijo de Domingo Ramos e Isabel Álvarez). Tuvo por hija natural a María Eleuteria Almira, nacida en Mayarí, el 18 de octubre de 1885. 

3- José de la Caridad Almira Consuegra, nacido en Mayarí el 7 de agosto de 1857.

4- Manuela Ramona Almira Consuegra, nacida en Mayarí, el 25 de diciembre de 1861.

5- María Juana Almira Consuegra, nacida en Mayarí en 11 de agosto de 1863

De la segunda unión fueron sus hijos:

6- Elpidia Fidencia Almira Rodríguez, bautizada en Mayarí, el 16 de noviembre de 1887, fallecida en Santiago de Cuba en 1939, casada con General Ginestá i Punset (nacido en Ripoll, Cataluña, en 1879, fallecido en Santiago de Cuba en 1941 y destacado editor, escritor y director de la Biblioteca Elvira Capé de Bacardí en esa ciudad).

hijos de Elpidia y Ginestá fueron:

6.1- Griselda Ginestá Almira (quien nació en Mayarí y fue maestra de escuela).

6.2- Monserrat Ginestá Almira (nacida en Mayarí)

6.3- Antonio Ginestá Almira (nacido en Mayarí y casado en 1947 con Ana Hilda Trincado Barquié)

6.4- "Lalo" Ginestá Almira (nacido en Santiago de Cuba en 1921 y establecido en Nueva York).

6.5- Nuria Ginestá Almira

6.6- María Ginestá Almira

6.7- Guillermo Ginestá Almira (nacido en Santiago de Cuba el 1 de enero de 1929, casado con Olga Abreu Usatorres y quien fue un boxeador de renombre conocido como "Baby William").

7- Caridad Almira Rodríguez, casada con el español Juan Andalia. Fueron los padres de:

7.1- Edilberto Andalia Almira (casado con Felicidad Valcárcel). Fueron los padres de: Graciel, Gilberto, Gilda, Gonzalo, Gisela, Gerald, Gustavo y George Edilberto Andalia Valcárcel.

7.2- Rósula Andalia Almira (casada con su primo Alfredo Almira Pedrón, ambos fallecidos en California)

7.3- Eduardo Andalia Almira

7.4- Amador Andalia Almira

7.5- Manolo Andalia Almira

7.6- César Andalia Almira

7.7- René Andalia Almira

8- Wenceslao Ramón Almira Rodríguez, bautizado en Mayarí el 28 de septiembre de 1883 y casado con Alejandrina (Jando) Ramírez. Fueron los padres de:

8.1- Sara Almira Ramírez, nacida en 1901

8.2- Ramón (Dinde) Almira Ramírez

8.3- Néstor Almira Ramírez

8.4- Virgilio (Mito) Almira Ramírez

8.5- Rafael Almira Ramírez

8.6- Medorina Almira Ramírez

8.7- Eugenio Almira Ramírez (fallecido de niño)

8.8- Luis Manuel Almira Ramírez

8.9- Mariangelina Almira Ramírez

8.10- Nelia Almira Ramírez

8.11- Raynaldo Almira Ramírez (nacido en 1923 - fallecido en Minas de Ocujal, el 12 de noviembre de 1958)

8.12- Ramiro Almira Ramírez

8.13- María de las Mercedes Almira Ramírez (nacida en Fray Benito en 1910)

8.14- Ramón Alberto Almira Ramírez (nacido en Fray Benito en 1902)

9- Leocadia María Almira Rodríguez, bautizada en Mayarí el 9 de diciembre de 1882 y casada con Sergio Fernández. Padres de:

9.1- Sandalio "Chanda" Fernández Almira (casado en primeras con Carmen Antuchi y en segundas con Esther Reyes).

9.2- Joel Fernández Almira (casado con Dulce Fernández). Fueron los padres de: Joel, Laura, Zoe, Marusa, Vilma y María Eugenia Fernández Fernández.

9.3- Edmundo Fernández Almira (casado con Silvia Laén Leyva, natural de Baracoa). Fueron los padres de: Edmundo, José Luis, Oniria, Marlenes, Esteher María, Glamis Luisa, Ernestina, María Luisa, Alicia y Silvia Fernández Laén.

9.4- Esther María "Terina" Fernández Almira (casada con Florencia Delgado)

10- Rafael Bernardo Almira Rodríguez, bautizado en Mayarí el 20 de agosto de 1885 y casado en Mayarí, el 25 de agosto de 1906 con Juana García Laurencio (hija de Herminio García y Carlota Laurencio). Padres de:

10.1- Enrique Almira García (casado con Laudelina Ayala de la Torre). Fueron los padres de: Héctor Almira Ayala (casado en La Habana con Magda Heredia Mejías).

10.2- Rafael Almira García

10.3- Noelia Almira García

10.4- Esperanza Almira García

11- Juan Manuel Almira Rodríguez, bautizado en Mayarí el 27 de diciembre de 1877.

12- Tomás de Jesús Almira Rodríguez, bautizado en Mayarí el 18 de septiembre de 1875, de profesión panadero y casado con Fabriciana Pedrón García (hija de Francisco Ramón Pedrón y Ana Pantaleona García). Padres de:

12.1- Matilde Rosenda Almira Pedrón (nacida en Fray Benito en 1903)

12.2- Eloy Almira Pedrón (nacido en Mayarí el 18 de octubre de 1904, fallecida en esa localidad el 20 de septiembre de 1979 y casado con Esmeralda Mérida Basto Jaime (imagen al pie), hija de Ramón Basto Orozco y Lucila Jaime Ávila). Eloy y Mérida fueron los padres de: Gardenio (casado con Luz María Ramírez Quiala), Henri (casado con María Díaz Suárez), Jorge (casado con Silvia Babich), Alba Rosa (imagen al pie, casada con Juan Bermudez), Isolina (casada en primeras con Vitalio Rodríguez Sánchez, en segundas con Miguel Angel Cisneros y en terceras con Antonio Silva Saldaña), Ricario (casada con Magaly Gómez Marrero) y Argentina Almira Basto (nacida en Mayarí, el 10 de julio de 1944, casada con Joel Rojas Guerrero, nacido en Tacajó, el 27 de noviembre de 1940 imagen al pie).


Eloy Almira Pedrón y Esmeralda Mérida Basto Jaime
Argentina Almira Basto
Alba Rosa Almira Basto
12.3- Alfredo Almira Pedrón (casado con su prima Rósula Andalia Almira) Fueron los padres de: Alfredo, Carlos Manuel y Leyda Margarita Almira Andalia.

12.4- Oscar Almira Pedrón (nacido en Mayarí, el 21 de febrero de 1910, fallecido en Mayarí el 26 de julio de 1973, casado con María Rodríguez Oliveros). Fueron los padres de Mirna (llamada "Pachucha", casada con Alcides Sánchez Quiala) y Mireya Almira Rodríguez.

12.5- Aracelis Almira Pedrón (casada con Andrés Hidalgo). Fueron los padres de Joel, Rolando y Henry Hidalgo Almira.

12.6- Gilberto "Gilo" Almira Pedrón (nacido en Mayarí, el 1-11-1914, fallecido en Mejías, Cueto, el 2-9-1972 y casado con Victoria Almira David). Padres de: Zayda (casada con Juan González Feria), Leonel (casado con Noemí López Fernández), Gilberto, Angeolina (casada con Francisco Blanco Cordovés), Elda (casada con Rubén Torres Zaldívar), Hernán, Raima y Gilberto Almira Almira.

12.7- Batilde Almira Pedrón (casada con Francisco Rey, fallecidos en central Preston) (imagen al pie). Sin descendencia.

Batilde Almira Pedrón y Francisco Rey
13- Teófilo de las Mercedes Almira Rodríguez, bautizado en Mayarí el 3 de noviembre de 1880.

14- Néstor Porfirio Almira Rodríguez, nacido en Mayarí el 27 de febrero de 1868, bautizado el 16 de mayo de 1868 [Libro 6, Folio 82, N° 305 de San Gregorio de Mayarí - ver abajo]  y casado con Aurora Ramírez. Fueron los padres de:

14.1- Ramón Almira Ramírez (casado con Mercedes Fernández Mateo). Fueron los padres de: Néstor Manuel Almira Fernández.

14.2- Alberto Almira Ramírez

12.3- Joel Almira Ramírez.


Bautizo de Néstor Profirio Almira Rodríguez,
en la iglesia San Gregorio de Mayarí, el 16 de mayo de 1865.



14/11/13

Vindicación del Embarcadero de Banes, por Liduvino O. Quiñones Ruiz

Por Liduvino Oscar Quiñones Ruiz

UNA INTRODUCCION IMPRESCINDIBLE

Para la absoluta mayoría de los banenses de mi generación, y es muy probable  que para los de otras generaciones anteriores y posteriores a la nuestra también,  hablar de El Embarcadero era referirse a una localidad muy peculiar del municipio de Banes, la cual se caracterizaba, esencialmente, porque sus habitantes “hablaban  cantando”, “como los mejicanos”, y su modo y estilo de vida emulaban con el de los charros, excelentemente caracterizados por Miguel Aceves Mejías, Pedro Infante, Jorge Negrete y otros relevantes actores de las buenas películas  del cine mejicano de los años 40 y 50, cintas a cuyas proyecciones en los cines del pueblo de Banes acudían en masa los habitantes de Ceuta y otros asentamientos pobres de El Embarcadero, asiduos deleitantes, además, de la música mejicana, que se escuchaba en los traganickeles (victrolas) de los bares y cantinas pueblerinos..

Posteriormente, en mis afanes de  rescatar la memoria histórica del terruño, tuve la oportunidad de leer  el documentado  artículo “Banes: Puerto histórico”, presentado en el  X Congreso nacional de historia en el año 1952, por el destacado periodista banense Rolando Gómez de Cárdenas, editor posteriormente de la revista local Portada, el cual constituyó para mí una aproximación inicial a este apasionante tema.

He sostenido también, por otro lado,  fructíferos intercambios sobre el tema relacionado con el puerto de Banes, y  El Embarcadero en particular, con mi dilecto amigo Abel Tarragó López, amante y conocedor de la historia local, en cuya casa he podido documentarme extensamente, entre otros particulares en referencia al tema, sobre la Gran flota blanca de la United Fruit Company, la Aduana del puerto de Banes y los expertos navegantes de la zona.

En la misma medida que se disipaba mi ignorancia sobre lo que realmente fue El Embarcadero y su puerto, el puerto de Banes por antonomasia, fue creciendo mi admiración y mi orgullo, como habitante de la Villa de Los Pinos, por este poblado y, a la vez, se fue gestando en mí el propósito de contribuir a difundir ese conocimiento, hoy desafortunadamente preterido y relegado.

Comencé entonces a incursionar en las casas de algunos antiguos moradores de El Embarcadero, ahora residentes en Banes. Con las conversaciones con esas personas, que sienten tanto orgullo por el lugar donde nacieron y que hablan de él con la añoranza de lo que conocieron y disfrutaron a plenitud. Ellos sirvieron de catalizador a mi propósito inicial. Muchas de las imágenes que utilizo en este texto, fueron compartidas gustosamente conmigo por esas gentiles personas, quienes me aportaron, además, sus imborrables recuerdos personales e importantes datos y fechas  históricos. Gloria Hidalgo Cejas (hija de Manolo Hidalgo Desdín, el capataz de siempre de la cuadrilla del puerto y el eterno manager y promotor del fuerte equipo de béisbol Los Portuarios, representativo de El Embarcadero); Rubén Martorell Alavedra (hijo de Isabel María Alavedra , aquella bien recordada maestra de Instrucción pública, que en los tiempos fundacionales viajaba desde Gibara en una goleta e impartió clases en Boca de Samá, Cañadón y El Limpio, radicándose luego en El Embarcadero, poetisa poco divulgada y reconocida); la esposa de Rubén, la amable señora Rina Rodil (hija de Césareo Rodil, figura imprescindible  en la historia de El Embarcadero y hombre clave en la Aduana del Puerto de Banes por más de 50 años, por su conocimiento sobre el funcionamiento de todos sus departamentos).

Como tributo a todos ellos y  también como una forma de exorcizar mi ignorancia de otros tiempos, pongo a disposición de todos, y para el bien de todos,  estos relatos, que me esmeraré en redactar de manera que no  pierdan su historicidad y que mantengan un rigor digno de crédito, pero que, a la vez, no se vuelva una lectura enrevesada. He decidido hacerlo en una plataforma pública amplia: el blog personal de mi colega de empeños y coterráneo William Navarrete, quién me ha invitado, en más de una ocasión, a compartir aquí los frutos de mis empeños

LAS REFERENCIAS INICIALES

Argumentando una interpretación particular  a la Carta de relación, escrita por el adelantado Don Diego Velázquez, Teniente Gobernador de la Isla Fernandina (Cuba) a su Alteza  el Rey de España, en fecha tan temprana como el 1 ero de abril de 1514, la Doctora Hortensia Pichardo defendió en su oportunidad, que el viaje que realizara Don Diego Velázquez, cuyo objetivo no era otro que el interés por conocer y tener contacto con gentes y tierras del interior de las provincias, se había efectuado atravesando la provincia de Oriente, desde Bani (Banes), hasta el Golfo de Guacanayabo (Manzanillo). Al reconocer en dicha carta a Bani como provincia, Don Diego Velázquez daba así fe, por otro lado, de la importancia del territorio de Banes como cacicazgo indio.

Don Ramón de la Sagra y Don Luis Torre y de Mendoza coinciden en la versión que ofrecen en sus obras de lo que informó al rey el proprio Diego Velázquez, en esencia: que partió el 4 de octubre de 1513 con 15 hombres en canoas por la costa norte y llegó a las provincias de Bani y Bocaxagua, donde estuvo 4-5 días.

Irvin Rouse, destacado arqueólogo e investigador norteamericano señaló en 1942 al puerto de Banes, como el lugar por donde entró  Velázquez para continuar su viaje hacia el Golfo de Guacanayabo (Manzanillo).

Fernando Portuondo también opinó, que Velázquez debió llegar al puerto de Banes, por ser la ruta más corta para lograr su objetivo de contacto y acercamiento a los naturales en su viaje de reconocimiento y conquista  en 1513, un año antes de que fundara a Santiago de Cuba.

Estos testimonios, que coinciden en afirmar que por la bahía de Banes llegó el Primer Gobernador de Cuba, resaltan la importancia  de este puerto, ya desde la época de la conquista.

Mapa confeccionado por Irvin Rouse, en el cual se muestra el recorrido de Velázquez (resaltado en rojo)
Copia del mapa con el recorrido el del adelantado Diego Velázquez (resaltado en rojo) correspondiente al libro Curso de Historia de Cuba de Fernando Portuondo.
Gran Bahía de Nipe, publicado por la Junta de fomento en 1830. En él aparece señalado  el Puerto del Embarcadero (Banes).
EL PUERTO DEL EMBARCADERO A FINES DEL SIGLO DIECINUEVE Y PRINCIPIOS DEL SIGLO VEINTE. 
              
Por el puerto del Embarcadero salieron los habitantes de Banes  en el vapor Bolívar rumbo a Gibara, cuando el 11 de agosto de 1896, el Generalísimo Máximo Gómez Báez ordenó al General Mariano Torres el incendio y destrucción de La Ensenada, que fue el primer nombre que tuvo Banes, después de ser conocida como Bani. Al ocurrir este hecho el pueblo no era más que una finca bananera de apenas 400 casas, en su mayoría de guano y yagua.

El primer marino conocido que  vio nacer al pueblo de Banes, El Embarcadero y al Central Macabí, fue el legendario navegante Porfirio Lissabet y Velázquez, un verdadero Lobo de mar, quién fue nombrado por el Gobierno español Práctico del Puerto de Banes en 1890, hasta 1895 en que al estallar la Guerra de Independencia se fue a residir a su natal Gibara, siendo nombrado por el Coronel Jefe de la  División de flotación Rafael Manduley, como Práctico Mayor de Gibara (antes ayudó a varias de las expediciones mambisas a entrar y salir de nuestras costas). Ya en los tiempos del nombramiento de Lissabet en el Puerto de Banes,  los hermanos Hipólito y Alfredo Dumois Gessé despachaban sus guineos por El Embarcadero, pues el experto marino conducía los veleros al Puerto de Lengua de Tierra, a buscar cargamentos de esa fruta, para luego embarcarlos en  el puerto de Banes, en el cual los barcos   fondeaban y la fruta era trasladaba hasta ellos en lanchones.

Porfirio Lissabet había sido nombrado en 1886 Práctico de la Isla de Cuba por el Comandante General de Marina en el Apostadero del Puerto de La Habana y en mayo de 1900 el Capitán Jefe del Puerto de La Habana le entregó el certificado de capacidad para navegar por toda la Isla. Al fundarse la Aduana y organizarse el puerto de Nipe lo nombraron  Práctico de Nipe, donde prestó grandes servicios a la Nipe Bay Company y a la Ispanish American Iron Company en Felton. También fue patrón del remolcador Satélite. Luego de instaurado el Gobierno cubano lo nombraron Práctico de Gibara, puesto que desempeñó hasta su fallecimiento en 1917

Otra persona muy vinculada al mar y a Banes fue el marino Aurelio García, conocido por el Viejo Patrón, quién empleando su propia goleta fue el que colocó el faro de Playa Caracolillo, en la entrada de la Bahía de Banes en 1902. Este faro fue luego reparado en 1916. Su luz ilumina 11 y media millas. Aurelio también colocó los faros de  Puerto Padre y Nuevitas.
A partir de 1904 fue el patrón del Remolcador Sirena  y las lanchas Saetía, Sirena y El Satélite y más tarde en Preston fue patrón de la lancha Yda, pasando luego a Práctico de la  Bahia de Nipe junto a Lissabet.

Entrada de la Bahía de Banes
A principios del siglo XX la United Fruit se inició en la industria del azúcar. En la costa nordeste de Cuba se adquirieron tierras con el propósito  inicial de cultivar bananos y caña. Las propiedades de Banes se habían dedicado a las empresas bananeras primitivas  de la United Fruit  y su predecesora la Banes Fruit Company. Originalmente se sembraba lo mismo caña que bananos en el mismo lugar, luego se cultivó más caña y menos banano, hasta que en 1906 Banes despachó el último cargamento de estos. En junio de  1899 se hicieron los planos para el primer ingenio azucarero, que había de construirse más tarde en Macabí (puerto hondo  de Banes). Para 1901, sólo unos dos años después de la incorporación  de la United Fruit Company, su presidente Andrew Preston, hacía saber que la compañía había sembrado caña de azúcar en Banes, que había construido un ingenio y que la primera cosecha se había recogido ese año. Esta primera zafra tuvo una duración de 185 días  y se produjeron durante la misma 50 044 sacos de azúcar de 325 libras y 959 000 galones  de miel. Para el embarque de estos productos se utilizó también el puerto de El Embarcadero.

Así lucía en los primeros años del Siglo XX (1903) el puerto de El Embarcadero de Banes
El Puerto de Banes, que se encuentra a 431 millas náuticas del  Puerto de La Habana, se convierte en un puerto privado de la United Fruit Company, por lo cual carecía de reglamento para su funcionamiento o para cobrar tarifas, a cuyo tenor se podrían cobrar atraque, almacenaje y derecho de muelle, así como el período de estadía y desatraque. Era un puerto que recibía carga general.

El primer remolcador que trajo la UFCo, cuyo patrón era el norteamericano Mr. Malcon, comenzó a prestar servicio en 1903 a  los barcos que entraban y salían de los puertos de Banes y Macabí. Al remolcador lo nombraron El Criado por el tipo de trabajo que debía realizar, para ayudar a los barcos en sus maniobras en un canal de entrada con características muy peculiares, como lo es el estrecho de Banes, conocido por El Cañón, que no permite el paso de barcos de más de 360 pies de eslora (largo) y tiene  una longitud de dos millas, 278 pies de ancho y 27 pies de profundidad, constituyendo un verdadero laberinto, plagado de peligrosos bancos de arena y vueltas de hasta 90 º.

El Cañón de Banes. En primer plano la bahía de Banes, en segundo plano el Océano Atlántico
La construcción de los muelles del El Embarcadero se llevó a cabo entre 1905 y 1906 y estos sustituyeron al muelle rudimentario  construido por los hermanos Dumois, conocido como el " Muelle de los railes", para el  despacho de guineos a los barcos que venían a cargar la fruta con destino al comercio de los Estados Unidos, a partir de 1888, aunque no fueron ubicados en el mismo lugar en el que estuvo aquel otro. El Muelle grande tenía 121,9 metros de largo y el pequeño 60,9 metros, solamente podían atracar un barco y el remolcador. Su calado era de 20 pies por la popa (parte trasera del barco) y 15 pies por la proa (parte delantera del barco). También se utilizaban botes para amarrar los barcos a los muelles y aumentar así su capacidad.

Mapa  de confrontación para la legalización de las obras construidas por la United Fruit Company en el Puerto de Banes
El proyecto de obra incluía también almacenes portuarios, control  aduanal y oficinas y fue legalizado por el Decreto No 978 de fecha 5 de octubre de 1908 del Gobierno provisional.

Fin de la primera parte